© 2011 Txema Rodríguez

Fotógrafos / Reportajes

Cómo la fotografía ha arruinado la vida de millones de mujeres

- 18 junio, 2011

Un resumen rápido nos muestra en las revistas de moda (digamos femeninas) a un grupo de mujeres aparentemente muertas en manos de fotógrafos que, salvo contadas excepciones, son hombres, fetichistas, gays o narcisistas. Y puede que sean varias de esas cosas a la vez. Gente que construye la imagen del otro sexo sin observarlo a partir de parámetros ajenos al sujeto, que hablan de una supuesta perfección que esconde los abominables matices que Hans Bellmer denunció como pretensión absurda de los nazis respecto de sus muchachas. Mujeres rotas, fragmentadas, pornográficas, simples ampliaciones de los penes: Aparecen en escenarios en los que son asesinadas, violadas y esclavizadas para, en una extraña vuelta de tuerca, ser transformadas en objeto de deseo para sí mismas gracias al boyante negocio de la cirugía estética y todas sus ramificaciones.

Fotografía de Kat+Duck, un prometedor estudio de Brooklyn

Fotografía de Kat+Duck, un prometedor estudio de Brooklyn

¿Cómo hemos llegado a este punto grotesco?. Tal vez sea cierta (creo que lo es) la idea de John Berger respecto a la publicidad como sustituto de la democracia, la elección de lo que uno come (o viste, o conduce) ocupa el lugar de la elección política significativa. La publicidad ayuda a enmascarar todos los aspectos antidemocráticos de la sociedad. Y enmascara también lo que está ocurriendo en el resto del mundo. La misoginia, por ejemplo. Porque estamos hablando de eso, del control de las mujeres (en especial cuando se hace en nombre de su liberación) mediante el control de su aspecto. Las muñecas perfectas, inertes, higiénicas, reutilizables, fragmentadas y estúpidas que nos venden las revistas etiquetadas como productos de “glamour” no están muy lejos de las chochonas que el Fuhrer parece ser que intentó producir en Dresde para proteger a sus tropas de las enfermedades venéreas. Vivimos en la época de la vagina industrial, rodeada de una cuidada anatomía que ha de ser medida con precisión irreal ahora que ya no existe, al menos en nuestra sociedad, el himen como mecanismo de control. Bien, ahora pueden no ser vírgenes pero han de admirar una fotografía y tratar desesperadamente de asemejarse a ella. Y no solo en el terreno de la belleza, sino en basuras como The Pin-Up House Wife by Sarah Church & Matthew G Hollis que es un, en cualquier caso, un mero ejemplo de lo que en el mundo de las publicaciones destinadasa la mujer se llama producción. La búsqueda de un escenario sobre el que incluir a una hembra muñeca en posturas variadas con el obejto de venderle una camiseta o un lápiz de labios. Y se pegan por hacerlo, lo vemos a diario en cualquier comercio del ramo.

The Pin-Up House Wife by Sarah Church & Matthew G Hollis

The Pin-Up House Wife by Sarah Church & Matthew G Hollis

La fotografía actual nos muestra a la mujer desvirtuada, transformada en un aparato de fantaseo, no como una contemplación (la belleza se encuentra y admira, no se construye o crea, porque sucede espontáneamente a través de quien la descubre y la muestra a otros). Ahora la fotografía de lo femenino es parafílica. A este respecto son notables los arriesgados trabajos de la fotógrafa Cindy Sherman y también los de Tracey Emin. Aunque hay algo sobre lo que reflexionar en ambos casos en comparación con otros dos muy conocidos. Sherman y Emin han caído en la trampa de la deconstrucción y el simbolismo de la que milagrosamente se salvaron Francesca Woodman y Ana Mendieta. Aunque lo hiceran por medio del suicido, y eso es un síntoma sobre el que millones de mujeres habrían de reflexionar si no fueran prisioneras de su aspecto.

“Fresh Hell” at Palais de Tokyo. Ana Mendieta

“Fresh Hell” at Palais de Tokyo. Ana Mendieta

El crítico Hal Foster explica que una buena porción del arte contemporáneo (y la fotografía lo es) presenta la realidad como un trauma, como una indigestión del retorno a lo real que agrupa a artistas como la citada Cindy Sherman, Kiki Smith, Andres Serrano, Robert Gober, Paul McCarthy o Mike Kelley, bajo la idea de un «realismo traumático» que opera «desde lo real entendido como efecto de la representación a lo real como un evento del trauma». O, dicho de otra manera, los elementos que se manejan no son la mirada, sino el deseo, el dinero que de ello se puede sacar y la manipulación de las percepciones para conseguirlo. Los malos fotógrafos crean escenarios con mujeres dentro, que son objetos del escenario (con un fin). Los buenos fotógrafos encuentran la belleza en lo que miran, intiman con las personas (no sólo mujeres) que fotografían y revelan esa belleza (u horror) para conciencia y autodescubrimiento del espectador que se ve reflejado por ellos, o identificado con ellos por afinidad u oposición/contraste.

Edward Steichen, Greta Garbo, 1928

Edward Steichen, Greta Garbo, 1928

En la buena fotografía se llega a un punto en el que lo que ves es algo de lo que no puedes hablar. Que te toma y te conmueve. Podemos utilizar como ejemplo este retrato de Greta Garbo realizado por Edward Steichen (en realidad nos serviría cualquiera de sus fotos). En la mala todo es obvio hasta la obscenidad, como en el porno. Mientras una resulta envolvente, sugerente y erótica la otra no requiere pensamiento, es una simple paja con corrida que incapacita para reconocer la verdadera belleza cuando se muestra ante nuestros ojos. Resulta algo terrible, porque la misoginia de las imágenes femeninas se transforma en pederastia y pedofilia: Llega el momento en que el ojo no es capaz de distinguir las maravillosas imágenes de Sally Mann del material destinado al consumo por parte de degenerados.

Sally Mann. Venus After School. 1992

Sally Mann. Venus After School. 1992

Eso, extrapolado, tiene el mismo efecto en otro tipo de fotos (moda/reportaje de guerra) No se distingue al tarado mental de Guy Bourdin de Robert Capa, o a Bellmer y Helmut Newton de los psicópatas que llenan de basura fotográfica las revistas en una labor implacabe de degradación no solo de la mujer sino de lo no masculino (cualquier opción de identidad sexual que no lo parezca)

La fotografía de moda puede ser sublime, dejarte sin palabras. Aunque es cierto que eso ya no se lleva. Ahora, en el próximo escalón hacia la nada, triunfan los artistas de la modificación y los chapuzas del bisturí.

Prev Post:

No hay pan

Next Post:

Día del Corpus

35 responses

  1. Daniel Iván dice:

    Un triste ejemplo de lo inarticulado que puede llegar a ser el feminismo en su discurso cuando es enarbolado por la mente de feminazis militontas. El moralismo que articula esta perorata es de una misoginia apabullante, sádica, gargantuesca. Nunca leí tanto desprecio por las mujeres y su inteligencia. Conozco a más de una feminista seria que podría desconstruir este galimatías. Ojalá lo hagan.

    Pero aporto: Cualquier militancia que parta de la superioridad moral arguye, de facto, una inferioridad en los demás. Se impone, pretende sólo el cambio por vergüenza, convierte en abominación todo lo que no comulgue con su credo. Pierde todo carácter ético para regodearse en todo carácter moral; es decir, en gusto transitorio, en facilidad para el escándalo, en juicio sumario y en listas para la purga. Se decanta en cualquier juicio, que todos vienen bien: buen arte/mal arte, buena fotografía/mala fotografía, fotografía inmoral y abominable/fotografía bella y sublime. Adquiere la capacidad de negación a priori que otorga el tener la razón con la contundencia de la muerte. No hay nada más vacío de sentido que un moralista proactivo y de lenguaje medianamente articulado: en su discurso siempre hay un mar de posibilidades que se pierden.

  2. Txema Rodríguez dice:

    Gracias, Daniel. Lo has dejado muy claro.

  3. Rubén dice:

    Pues yo simplemente intuyo cierta frustración y estoy en total desacuerdo con esta entrada, considerando “total” la base sobre la que se articula, aunque no me apetece en absoluto y a estas horas ni rebatir y argumentar, solo quiero dejar constancia de que hay otras formas de pensar tan válidas como esta que se expresa aquí y que son totalmente contrapuestas.

  4. Edu Macedo dice:

    Buen artículo, un tema que debiera mover a los encargados de la publicidad y la moda a reflexionar acerca del daño que los estereotipos hacen a sus consumidores.
    Por otro lado, que gusto que estén de vuelta, se les echaba de menos. El fotográfico es un lujo.

  5. Randall dice:

    Me asombra el nivel de osadía de aquellos que se autoproclaman adalides del buen gusto y la civilización, olvidando la máxima de que el gusto es arbitrario y categorizando a todo aquel que discrepe como “psicópata” o “tarado mental”.

    De modo que la tal Sally Mann hace fotos de niños desnudos, pero eso no es pederastia sino arte. Demencial.

  6. De pena dice:

    Sin comentarios, demagógico y absurdo son los únicos adjetivos que se me vienen a la cabeza al leer este “artículo”.

  7. Raúl dice:

    – El autor no se proclama adalid del buen gusto y mucho menos es absurdo o demagógico. Es una realidad, un crítica a una sociedad que sólo se alimenta de los estereotipos, desde que uno nace vive totalmente sometido y atado a ellos, hasta el punto de que cuando es adulto cree que son suyos. ¿Qué es el cuento de la cenicienta? Una oda al capitalismo, la mujer pobre, tremendamente bella que consigue un novio rico, luego criticamos a las mujeres porque muchas son interesadas o viven esclavas de la imagen, moraleja, desde pequeños estás vendiendo el estereotipo de si eres niña debes ser guapa y así tendrás un novio rico, que es lo importante, si eres fea morirás de hambre. Luego cuando llegan a los 16 años ya están poniéndose tetas de plástico, botox,…. Lo mismo pasa con el hombre, debe ser el macho dominante, héroe, inexpresivo, sin emociones, que debe conseguir fortuna para tener una novia bella a la que dominar y despreciar.
    – Luego cuando vivimos esclavos de estos estereotipos nos extrañamos, pero a cada segundo nos los están repitiendo. Esta claro que nuestra naturaleza animal es esa, las mujeres conseguir un futuro para la cría y el hombre ser el macho y dominar para reproducirse, recurso fácil para un publicista, siempre y cuando se carece de la educación suficiente, y aun así, queda en la inconsciencia, siendo muy difícil mantenerse sin contaminar.
    – De esta forma, una foto de un niño desnudo se asocia con pederastia automáticamente, sin embargo, si a mi hijo recién nacido, o con 1 año, le hago fotos desnudo, en las que se ve como es, en toda su belleza, si alguien piensa en pederastia o de forma pederasta es que está enfermo o loco.
    – En mi opinión la sociedad está tremendamente enferma, no existen valores y los estereotipos que nos vende la publicidad son los que mueven el mundo, los que pensamos, muchas veces, inconscientemente, que nos darán la felicidad. De ahí que vivamos en una sociedad, tremendamente individualista y egoísta, hecho sin precedentes en la historia humana, que siempre ha convivido en sociedad, colaborando e interactuando. Ahora cada uno vive en su casa, encerrado, sale al trabajo, va al gimnasio, al centro comercial, habla con 2 personas y a encerrarse de nuevo. Antes uno iba a comprar el pan y se interesaba por la vida del otro, comentaba, se relacionaba, compraba fruta y pasaba lo mismo, paseaba por la calle, iba de un sitio a otro y siempre se cruzaba con gente conocida, ahora somos autómatas que sólo se relacionan con 3 personas en su vida diaria, saludamos a otros cuantos y tenemos una vida imaginaria en facebook que intenta suplir nuestra infelicidad, aparentando lo que no eres y quieres ser, esos estereotipos que te vende la publicidad, esa es la gran sociedad actual. Sin valores, se pierde la identidad, la integridad y es muy difícil conseguir la felicidad, eres esclavo de los estereotipos.
    – Me despido con una frase de Saramago que lo describe perfectamente: “Actualmente los laboratorios invierten más en mejorar, producir viagra y en desarrollar mejores prótesis mamarias que en medicamentos para el Alzheimer. Ésto provocará -en el curso de unos años- que más gente de la tercera edad tendrá mejores erecciones y senos más prominentes, pero no recordarán para que los tienen”. Jose Saramago

  8. Foni dice:

    El texto se retrata en su primer párrafo “en manos de fotógrafos que, salvo contadas excepciones, son hombres, fetichistas, gays o narcisistas.”, ser hombre o gay es algo que te inhabilita para ser un buen fotógrafo, lamentable.

    Cánones de belleza absurdos ha habido siempre, en el medievo las mujeres padecían raquitismo por no ponerse al sol para ser mas blancas, solo que hoy en día estos cánones absurdos son retratados por fotógrafos y no por pintores como Van Eyck (la mujer del matrimonio arnolfini no está embarazada si no deformada por el corset).

    No culpes de tus frustraciones estéticas a unos pocos fotógrafos que hacen lo que sus jefes les piden, ni a sus jefes que les piden lo que sus clientes demandan. Por que lo único que trasluce tu articulo es una enorme frustración personal con los actuales cánones de belleza (que son otro tema de discusión aparte, no todos estamos de acuerdo con ellos) y parece que lo pagas con un desprecio hacia todo el género masculino

  9. Pedro dice:

    La verdad es que uno no sabe muy bien de qué va el artículo, cuál es su lógica: si sobre el impacto de la publicidad y la fotografía sobre la vida de miles de mujeres, en cuyo caso no vendría de más arrojar algunos datos sobre cómo la antropología de la mujer se ha modificado a consecuencia de ello, o si bien con la excusa de un titular populista ha aprovechado para darle cera a una serie de fotógrafos que no le gustan demasiado y que coyunturalmente realizan fotografía femenina. Porque lo que se trasluce aquí es cierta aprensión a las fotografías de núbiles (lo cual da una nota moral al artículo: ¡es pecado!) y no a la utilización de la mujer como objeto de consumo. No sé, estoy más de acuerdo con los dos últimos comentaristas.

  10. Guillem dice:

    Que articulo más malo, es intragable! Donde pretende llegar? No quiero eprder el tiempo criticandolo.

  11. Guillem, no entiendo porque dices que el artículo es malo, te has parado a pensar realmente lo que dice el artículo para criticarlo?

  12. Chivo dice:

    Lamentable, una auténtica péridad de tiempo.

  13. Poncho dice:

    Vaya pero que buen articulo la verdad, lo que nunca entiendo es porque la gente opina como pelmazos, parece que no leen el articulo completo y se centran en criticar o exaltar alguna frase del texto para lanzar ataques personales y malinterpretar la situacion, un ejemplo claro es que si uno opina hacerca del homosexualismo por ejemplo, no faltara quien te tache de Gay de closet, absurda defensa realmente, una opinion debe debatirse con fundamentos y respeto. No existe belleza en estos dias, ni tampoco justificacion para la gente que vive de esta aberracion del “arte”, todo es por dinero y solo los que no utilizan sus neuronas pueden opinar que este articulo esta fuera de lugar.

    No se molesten en criticar mi ortografia, ya esta demasiado choteado que te ataquen por ese tipo de cosas, si la mejor defensa de alguien es criticar la ortografia de los demas dejenme decirles que es una pena, con buena ortografia no se logra lo mas importante de una opinion, lo cual es pensar antes de externarla.

  14. David dice:

    Buff, hablar contigo tiene que dar dolor de cabeza. Lo digo por lo de escribir cuatrocientas palabras y no decir absolutamente nada…

  15. hugo solo dice:

    Vivan los tarados mentales!!

  16. Manuel Cruz dice:

    La gente que vive en su mundo de ficción tiene necesidad de ejercer como amo del Calabozo en aquella serie de dibujos: tú el mago, tú el arquero, y tú el ladrón. Cataloga a los demás conforme a sus prejuicios para que su mente enferma se mantenga congruente en su pesadilla, y se parapeta en neuras que defiende si es preciso con violencia con el fin de amoldar el mundo a su visión deforme.

  17. Loki dice:

    No hagas mucho caso a los trolls que han venido de meneame, venian buscando porno.

    Es un buen articulo y refleja algo que compartimos muchos seres humanos, desde los 13 años me siento enfermo, desconectado de mi cuerpo, viviendo solo en mi cabeza y he tardado demasiado en comprender que no lo estoy.

    Alguien deberia desenmascarar y acabar de una vez toda la industria enferma de la moda y el pseudoarte que la rodea.

  18. Pingback: Anónimo
  19. Flor dice:

    No tengo palabras para describir lo mucho que me irrita este artículo, y odio no tenerlas. ¿Te suena la palabra simulacro? ¿Te suena la palabra ironía? Porque eso es lo que hace Cindy Sherman, y lo que hace Kiki Smith. Son artistas irónicas, hacen simulacros, ponen a mujeres (a si mismas) en los mismos escenarios en los que otras personas las ponen pero con otros fines, denuncian comportamientos y estereotipos. Lo mismo en el caso de The Pin-Up House Wife. Entonces, si la belleza no se construye o se crea, ¿Odias la pintura? Eres bastante simplón de pensamiento.
    Qué raro, la mayoría de las artistas que criticas son mujeres, a pesar de que al principio hablas de hombres, gays y fetichistas. Te contradices. Y luego hablas de lo sublime… ¡Ja! Como si lo sublime no fuera construido, como si lo sublime no generara también mecanismos de esclavitud y de defragmentación de lo femenino. También hay estereotipos que imponer a través de este tipo de fotografía, el fotógrafo de lo sublime no se salva de la misoginia sólo por ser capaz de capturar facilmente “la belleza” , compañero. Hay mucha esclavitud en el concepto de bello, y mucho más en el concepto de “belleza natural”.
    Y luego lo que más me duele, Sally Mann. Esta fotógrafa no construye sus fotos, son instantáneas de sus hijos al natural, son bellas y envolventes, (¿no te gustaban este tipo de fotos?). Si las relacionas con la pedofilia es que hay algo malo en tu cabeza y lo siento mucho.
    Por último te agradecería que la próxima vez que se te ocurra proponer maneras de salvar a las mujeres de si mismas, del mercado, la sociedad o lo que sea a través de la fotografía, desistas. Que nos salve mejor la ironía de Cindy, que es capaz de abrirnos los ojos y generar empatía. Lee sobre feminismo un poquito, y te darás cuenta de que también este artículo es misógino. Lee sobre arte contemporáneo (y cómprate un detector de ironías) y te darás cuenta de que el arte muchas veces tiene poco que ver con lo bello. A veces el arte simplemente está para abrirnos los ojos.

  20. Me pregunto desde dónde se dice lo que se dice. Hay una ambivalencia, una ambigüedad. Mitad sí, mitad no: como combinación imprecisa de verdades e incertezas o prejuicios. No sé. Te mando desde Argentina este post con unas fotos de desnudo que subido hace una hora, de las tantas que registro en mi vida de periodista, escritor, crítico de cine y fotografía, analista de la cultura y política y fotógrafo. A ver, fíjate si soy un tarado, o un psicópata. Me parece que muchos entonces son psicópatas. Puede ser. Pero no por eso que dices.
    El linK:
    http://amilcarmoretti.wordpress.com/2011/06/21/mujer-que-sufre-en-una-tarde-de-verano-fotos-por-amilcar-moretti/

    Amilcar Moretti.
    Argentina
    http://amilcarmoretti.wordpress.com
    http://www.moretticulturaeros.com.ar
    Ambos sitios: Erótica de la Cultura.

  21. Pedro dice:

    Querida Flor, no sabes leer.

  22. hugo solo dice:

    Me da la impresion que flor si sabe leer.

  23. Juana María dice:

    Me apena leer los comentarios que te escriben. Es una pena que no hayan leído bien el texto. Básicamente, estoy de acuerdo con lo que dices, aunque a veces resulta un poco precipitada la redacción y da pie a confusiones. Las fotos de las “mujer” desnuda e hiperdepilada son una muestra horripilante del actual modelo de mujer que se pretende imponer: perchas esqueléticas para colgarles ropa absurda y que, una vez las desnudas, se ve que carecen de la belleza natural intrínseca a la juventud porque han permitido que se las “desencarne”.

    ¡Ánimo con las reflexiones!

  24. josé Luis dice:

    En primer lugar diré que me he tomado la molestia de leer todos los comentarios que hasta este instante están recogidos en el post y obviamente he hecho lo propio con el artículo.
    Creo Txema que en gran medida tienes razón aunque por momentos tengo la sensación de que lo sublime es una de las tantas cadenas que atan el mundo del arte.
    Por otro lado quizás no te has hecho entender todo lo bien que te hubiese gustado, pues me parece entresacar de los comentarios cierta confusión. De Cualquier manera Creo que la controversia causada por el post parece hacernos olvidar que el arte, como todo, evoluciona y que los cánones de belleza siempre han sido la espada de Damocles del mundo de la estética. No digo que todo valga pero si que casi todo tiene cabida. Para terminar sólo quiero decir que creo que la belleza se encuentra pero también se construye y me parece que ambas son maneras lícitas de crear una obra, sobre todo si tenemos en cuenta que una imagen se forma a partir de las decisiones que toma el artista. Por cierto FLOR, con respecto a lo que TXEMA dice sobre la fotografía de Sally Mann, has entendido justo lo contrario de lo que él ha escrito.

    Un saludo

  25. Javier dice:

    Muy bueno. Me alegro de no ser el único al que repugna esta barbarie.

  26. hugo solo dice:

    barbarie:

    sinónimos | definición RAE | conjugar verbos
    en contexto | imágenes
    en Inglés | en Francés | en Portugués

    Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

    barbarie
    1.f. Fiereza, crueldad:
    la barbarie de esos grupos urbanos es increíble.
    2. Rusticidad, falta de cultura.

    Preguntas en los foros con la(s) palabra(s) ‘barbarie’ en el título:

    Ningún título tiene la(s) palabra(s) ‘barbarie’.
    •Pregunta tú mismo.

  27. María dice:

    Hola. Gracias por tu escrito. En general estoy en desacuerdo con el artículo. He visto que te han hecho algunas críticas, estás interesada en ellas, en debatir… o no me gasto?
    Saludos y gracias otra vez.

  28. Txema Rodríguez dice:

    Muchas gracias a todos por vuestras opiniones.

    María, “gástate” si quieres. Ya ves que las críticas son bienvenidas.

  29. ojorojo dice:

    Estoy de acuerdo con lo que pretendes decir pero no con la forma de hacerlo

  30. fotolito dice:

    puras falacias, no puedes etiquetar, de gays, fetichistas o incluso nazis a personas que tienen un portafolio o un trabajo cuyo argumento ha sido estudiado y ejecutado durante quien sabe cualquier cantidad de tiempo, es muy fácil criticar y sacar todo un estudio interpretativo de parte de un genero que según tu ves similar, pero antes de juzgar, debes visitar el puesto ajeno para entender tu lado negativo y el positivo de los demás y así ser una buena critica, objetiva y limpia y no solo valerte por tus propios intereses ya que estas cayendo en un hueco de egoísmo disfrazado de moral para con los demás, pues no tienes ningún certificado antropológico, ni un estudio, ni siquiera una estadística donde tengas la razón, y no me refiero a la posible deformación de la imagen femenina si no a la categorización de los individuos por tener un trabajo que quizás sea agudo para tus ojos.

    ademas el titulo del articulo, realmente no tiene nada que ver con el contenido, el titulo incluso me sonaba interesante, pero al final solo salpicaban gotas ofensivas y discriminatorias hacia el trabajo de los demás.

    no me gusta el porno por el hecho de la denigracion femenina que este contiene, pero el trabajo de Cindy Sherman, para mi claro esta!, no gira en torno a la transculturización y desmejora de la mujer si no en la representación figurativa de la posición mental de el autor bajo diferentes circunstancias posiblemente no obvias y lo admirable es que cuando “conoces su historia” te das cuenta de como los lazos de represión y moralidad extrema fueron desvaneciéndose de ella misma, y logro ser una persona no solo artisticamente si no moral y espiritualmente llena…

    ojala algun dia aprendas a aceptar, Nazi.

    Saludos! 😀

  31. hugo solo dice:

    Lo que todavia no entiendo es lo de lo de los nazis que la estetica de los campos de concentracion haya calado pero no seria pretension de estos

    “Hans Bellmer denunció como pretensión absurda de los nazis respecto de sus muchachas. Mujeres rotas, fragmentadas, pornográficas, simples ampliaciones de los penes: ”

    puedes ver las pinturas de sepp hilz distan mucho de lo que denuncia hans bellmer o las de wolfgang willrich estos o al menos willrich era nazi creo que aqui se ha colado la estetica de peliculas de helmuth berger de nazis ss en donde todas eran finas como galgos la caida de los dioses salon kitty creo que los tiros andan mas por este lado el lado italiano y peliculas por el estilo la realidad era un poco distinta me da la impresion o de fotografas como erna lendvai dircksen o una leni riefensthal.

Comments are closed.