© 2009 Txema Rodríguez

Foto en la red / Fotógrafos

¿De qué país son las fotos?

- 1 diciembre, 2009

Juegos de niños, Barcelona. 1937 Agustí Centelles

Juegos de niños, Barcelona. 1937 Agustí Centelles

El legado del fotógrafo Agustí Centelles ha abierto una disputa institucional entre el Ministerio de Cultura y la Generalitat de Cataluña, resuelta en un penúltimo asalto por la compra del valioso archivo del fotógrafo valenciano (700.000 euros) por parte del Estado español y amplificada por la queja de los catalanes que lo reclaman como suyo. Entre ambos oponentes, los hijos del fotógrafo, Sergi y Octavi, beneficiarios de la venta y contrarios a que las imágenes tomadas por su padre (muchas de ellas, de las más importantes, durante los primeros combates de la Guerra Civil en las calles de Barcelona) se muestren en la tierra que las vio nacer. La rencilla es profunda, hasta tal punto que parecen estar dispuestos a romper el acuerdo con Cultura si alguna de ellas sale del centro documental de la memoria histórica de Salamanca.

El legado del fotógrafo Agustí Centelles provoca un enfrentamiento entre el Ministerio de Cultura y la Generalitat de Cataluña

“Antes quemado que al enemigo”, dicen que dijo uno de los hijos de Centelles si la opción es que las imágenes se quedaran en Cataluña. Es obvio que existe mal rollo. Y un dinero de por medio que los nacionalistas han tirado a la cara de los herederos para airear lo que consideran una deslealtad y una traición. La lista de adjetivos es larga. Y las preguntas qué se pueden plantear variadas, comenzando por la propiedad patrimonial de las imágenes en un conflicto que toca todos los flancos posibles: herederos, historia, dinero y fronteras intangibles.

Centelles padre, difunto y ajeno a todo este rifirafe sobre sus fotos, fue un magnífico testigo de la Guerra Civil (cargado con el sanbenito de ser el Capa español o catalán…ahí ya comienza la disputa), fotografió los combates del 19 de julio del 36 en la Ciudad Condal y se fue al frente de Aragón donde participó en las batallas de Teruel y Belchite. En el 39 cruzó la frontera con parte de sus negativos y logró plasmar las duras condiciones de vida en el campo de internamiento de Bram.

Serie Fotos de Propaganda nº 20 1936-1939. Agustí Centelles

Serie Fotos de Propaganda nº 20 1936-1939. Agustí Centelles

La disputa entre gobiernos por la posesión de sus imágenes resulta sorprendente. Nos muestra que las fotografías son objetos y como tales, en función de su valor, están sujetos a las leyes del mercado. También que son un testimonio documental de un momento ( ¿histórico para Cataluña, para España?…¿qué historia pesa más? ), que fueron tomadas por un hombre que siempre defendió unos valores democráticos (eso también oscila en la balanza) y que, aunque nacido en Valencia, siempre estuvo vinculado a Cataluña. Nos oculta, en cambio, que las imágenes de Centelles, son universales y por eso valiosas. No tienen lugar, espacio ni tiempo. Muestran la lucha, el valor, el miedo, la guerra, la pérdida de la inocencia. Son algunas obras maestras que no tienen tierra ni paisaje definido porque a estas alturas Centelles no es un camarógrafo local sino un artista universal. ¿De qué país son sus fotos? ¿Quiénes heredarán esa tierra?

19 responses

  1. ordago13 dice:

    Una foto muy bunea, con apecto casi de cuadro¡¡

  2. ambrosius dice:

    Creo que el debate es estéril. Es una colección privada y los herederos venden el archivo a la institución que consideran que mejor va a difundir y conservar ese patrimonio. Punto.

  3. Txema Rodríguez dice:

    Si, pero plantea un tema interesante. Es cierto que los herederos son los propietarios y eso, con ser verdad, también puede ser un desastre en muchas ocasiones al tratarse de bienes cuya naturaleza va más allá de unas tierras o un reloj…

  4. Ramón Peco dice:

    Los herederos del patrimonio cultural en ocasiones son un auténtico peligro. Creo que deberían existir leyes para poder expropiar ciertas cosas. Suena burro, pero en realidad me parece una medida bastante sensata en ciertos casos.

  5. Alejandro dice:

    La pregunta está mal formulada…España es sólo una, un solo país y distintas culturas; si nos centraramos más en enriquecernos de la diversidad que habita en nuestras tierras y no en enfrentarlas todos saldríamos ganando…

  6. Julio López Saguar dice:

    ¿ No ha tenido tiempo la Generalitat hasta el año 85 que murió Agustí, de haber negociado con el ? ¿ Y desde el 85 hasta ayer con sus herederos ? A lo mejor es que no han valorado lo suficiente su legado fotográfico y por eso lo han perdido. Cualquier futbolista profesional de la primera plantilla del Barça gana en un año( la mayoría muchísimo más ) lo que le han ofrecido a sus herederos por un material tan importante. ¿ No es vergonzoso ?

  7. A mí el debate me resulta estéril, pero no por que sea una “propiedad privada” (que lo es), o por la cuestión territorial de si Cataluña es España, o no, o depende del día o de para qué.

    ¿Las fotos van a poder estar a disposición del público en general, para su disfrute, su estudio, etc.? ¿Sí? Pues entonces dejemos a los políticos que se enzarcen en sus tonterías superficiales.

    De todas formas, me hace gracia el tema de “expropiar” bienes culturales… ¿a alguien de los presentes les haría gracia que un ente externo, fuera el que fuese, decidiese qué se tiene que hacer con sus propias fotos, alegando vaya usted a saber qué criterios subjetivos? Imagino que no…

    Y también nos llevaría al punto de partida: ¿quién sería el encargado de “expropiar” esas fotos? ¿Un Estado, una Comunidad Autónoma, un Ayuntamiento, la UNESCO?

  8. Pep Minguez dice:

    Por lo que veo discreparé de los que habeis opinado y dudo de que se hubiese formado este revuelo de no ser catalán el fotógrafo.

    Estoy seguro que es una decisión politica y más sabiendo que el Ministerio de Cultura nunca comunicó a la Generalitat su intención de complarlo, cosa que se considera ciertamente como un pacto tàcito, por lo que he leído.

    Lo que tiene mas guasa es que el destino del arichivo sea Salamanca, un precisamente un archivo creado por el dictador como instrumento de represión, cosa que estoy seguro que no hubiese gustado al Sr. Centelles.

    No podia haberlo comprado el Ministerio y dejarlo donde estaba, en Barcelona? de donde son la mayoria de imagenes y por eso la gente de aquí tendrà mucha mas sensibilidad respecto al que representa, claro que no, verdad, no lo veis lògico…
    Estoy seguro además, que la Generalitat ha sido la responsable de la divulgación del patrimonio de Centelles y es por eso que es ahora conocido, sino muchos de los que ahora veis bien esta decisión, ni lo conoceriais.

    Hay otra cosa ademàs, si el archivo lo hubiese comprado la Generalitat el dinero saldria únicamente de Catalunya, pero de esta manera, en una parte significativa también, he ahí la cuestión.

    Por cierto, el tono de fondo de la noticia denota el posicionamiento de quién la redacta.

  9. Txema Rodríguez dice:

    Agradezco mucho tu opinión, Pep. Aunque no sé a qué te refieres con lo del “tono de fondo”. No tomo partido (creo que el asunto no va de eso) aunque sería lícito que lo hiciera.

  10. espaliu dice:

    Pep, no crees que deberiamos enterrar al dictador? Los edificios son edificios y no creo que un archivo se haga con intencion de convertirse en un instrumento de represion. En cualquier caso, aunque se hubiera hecho asi, ese señor bajoto con bigote y mala hostia murio hace SOLO 34 años. Crees que seguiria siendo un lugar de represion?

    Vamos a dejarnos ya de tonterias… y de luchas politicas absurdas

  11. Mr Spock dice:

    Me pregunto cómo un archivo histórico puede ser un instrumento de represión…

  12. Pep Minguez dice:

    Aquí la respuesta

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo_General_de_la_Guerra_Civil_Española

    peró me temo que este no era el tema del articulo.

  13. Pepet dice:

    Es curioso que finalmente el archivo vaya a parar a donde hubiera ido si el sr. Centelles no se lo hubiera llevado consigo al exilio y donde hubiera servido como instrumento de represión.
    Por otro lado, ¿porque llevarselo de Cataluña por mucho que lo haya comprado el Ministerio de Cultura?. ¿Para quedar bien con los de Salamanca?.

  14. ambrosius dice:

    Pep y Pepet, si os quedáis más a gusto podríamos derribar Salamanca…

  15. xavi dice:

    Cierto es que se trata de un patrimonio universal, indudable dado el incontestable valor estético del trabajo del fotógrafo así como el irrepetible valor histórico de muchas de las imágenes de este creador. Pero, ¿no os parece lógico que permanezca en Catalunya, dado al origen de las gentes y los lugares protagonistas de las crueles escenas que capturó Centelles?
    No sé, no me considero nacionalista, pero amo a mi tierra, como seguro que Centelles la amó también, aun más cuando tuvo que huir por miedo a que el régimen franquista lo capturase y lo matase.
    Cincluyendo, creo que todo este embrollo es el resultado de 23 años de política conservadora de espaldas a este patrimonio histórico (culturalmente CIU se perdió entre els comtats catalans, la belleza del poder absoluto que emana del románico y el ostentoso modernismo forjado des de una triunfal burguesía a la que adoraron); pero también de una mala gestión de las negociaciones del tripartit (algún energúmeno con cargo, mesa y sillón en la conselleria de cultura se creió con el derecho de maltratar a los hijos del autor); también de una malintencionada, alevosa y nocturna negociación iniciada por el rencoroso ministro Molina (creo que motivada por venganza contra los catalanes del retorno de los papeles a Cataluña); y por último creo que la reacción de los hijos me parece desproporcionada, irracional, producto de un asesor ávido de comisiones, de una manifiesta inexperiencia en la gestión de un patrimonio familiar pero también universal, y de una falta de prespectiva histórica que sí tuvo su padre cuando se preocupó que su tesoro se conservara intacto en el exilio y las trasladara de nuevo a tierras catalanas.
    De que país son las fotos, de Catalunya, de Espanya, de Europa, del ser humano. Otra cosa es, ¿en que país se deben de preservar, estudiar y difundir?… allí de donde provienen.
    He dicho.

  16. ruben dice:

    Las fotos no poseen ni pasaporte, ni dni, ni hablan ningún idioma. Un inglés, un chino, un catalán o un español las podría apreciar perfectamente sin necesidad de etiquetarla como algunos pretenden. Es hablar más de lo mismo… Creo que las fotos deberian conservarse en Cataluña por lo anteriormente expuesto, pero lamentablemente el tufillo nacionalista hace que todas estas cosas acaben como siempre. Gente como Pep o Petet deberian de dejar de mirarse el ombligo… lo unico que consiguen es sembrar semillas de un sentimiento que no deberia existir. Miren adelante que para mirar atras ya estan los libros de historia.

  17. ERUBICON dice:

    Es propiedad privada y por tanto está en el mercado. Vale lo que se pague por ella. Según tengo entendido, Algún funcionario se creyó con mas derechos que los herederos.

    Son los herederos los que tienen derecho a decidir que hacer con ellas. Como estoy seguro desea el autor de las mismas. Si queréis hablamos de derechos de autor, derechos de herencias, etc…..

    Lo que espero es que el tonto responsable de esto esté en el paro…… aunque haya entrado por oposición y con tarjetón…..

  18. bandasha dice:

    A mexico le an expropiado muchas cosas muchos paises ejemplo, alemania-el penacho de moctezuma, mascaras sagradas de principales gobernantes y dioses del mexico antiguo y nadie hace nada
    es una pena lo que hacen naciones como esa y que otras naciones de la comunidad europea no agan nada a favor, cada quien debe tener lo que es suyo, lo que produce, y mas si es algo que identifica a los mexicanos y muchos de ellos nisiquiera lo conocen fisicamente, tristemente solo en imagenes, asi como yo conozco solo en imagenes al quetzal

Comments are closed.