© 2010 Txema Rodríguez

Foto en la red

Diez apuntes sobre la vergüenza

- 19 enero, 2010

Cité Soleil, Haiti. UN Photo/Logan Abassi

Cité Soleil, Haiti. UN Photo/Logan Abassi

  1. Las imágenes de los muertos. ¿Decenas, cientos, miles? exhibidos de manera impúdica, sin respeto. Todas esas personas ya habían fallecido para nosotros cuando vivían. La fotografía sólo certifica que nuestra indiferencia ha sido letal.
  2. Schadenfreude, sentimiento de alegría creado por el sufrimiento o la infelicidad del otro.
  3. Competición de figuras. El ego de periodistas y fotógrafos por delante. El estatus. Los medios compitiendo por mostrar a cuántos y a quiénes han enviado. Intentando pulir crónicas e imágenes de cara a la galería.
  4. “Todo lo que una vez fue vivido directamente se ha convertido en una mera representación”
  5. Visión pueblerina. Los españoles cuentan las historias de los españoles. Para lamentar su pérdida o ensalzar sus hazañas.
  6. La falsa valentía. Se muestra allí lo que aquí se oculta. Resulta complaciente el periodismo entre cuerpos y seres humanos desesperados. Sirve para reforzar la sensación de “deber cumplido”. Historias lejanas, personajes distantes que en breve serán olvidados y pasarán de la tumba a la hemeroteca. En Haití sólo peligra la vida de sus ciudadanos.
  7. Pilatos dice “No soy responsable por la sangre de este hombre”.
  8. Desviación de la atención por parte de un sujeto cuando éste debe atender a algo específico.
  9. Síndrome de Peter Pan.
  10. La ilusión de verdad. No sabemos lo que está pasando. No lo vemos, no lo podemos ver. Los desastres, como las guerras, se viven en primera persona. ¿Dónde está la perspectiva? ¿Alguien se molesta en explicarla?.

12 responses

  1. bichito dice:

    En el especial de La 1 de TVE del sábado, la ‘enviada especial’ Almudena Ariza, con la complacencia de la conductora Pepa Bueno, glosó durante, digamos, minuto y medio o dos minutos, las ‘incomodidades’ de los periodistas. “No podemos ducharnos”, dijo textualmente. Durante el intermezzo ombliguista debieron percatarse de la vergüenza y terminaron con un ‘claro que esto no es nada comparado con el sufrimiento del pueblo de Haití’,

  2. Miguel dice:

    completamente de acuerdo

  3. Jorge dice:

    pura hipocresía. Ahora todos afilan sus plumas en honor de Haití… ¿y antes?.

  4. Muy bueno, parece que la gente no se da cuenta del hecho de que mandar al jefe de informativos a cubrir la noticia alli no deja de ser un acto de hipocresía mas que de “heroismo”.

    El otro día me decía un familiar “hay que ver que cojones tiene ****** que está dando las noticias desde alli”. Pues que quieres que te de diga, que aun cayendo un poco en demagogia, con lo que le van a pagar a ese hombre por dietas, alojamiento, peligrosidad, desplazamiento, el equipo de personas que le acompañan (incluyendo seguramente seguridad privada), los euqipos, conexiones via satelite en directo, el transporte no si si fletando algun avión privado….. Con todo ese dinero se podría conseguir agua potable que es mas importante que el hecho de que ese hombre esté alli para luego contarnos la batallita.

    Hace pocos años en esa misma ciudad estaban matandose a machetazos y nadie perdia un momento en pararse a mirar que es lo que estaba pasando.

  5. Hubiera sido aún más demoledor y vergonzante si los enlaces hubieran conducido a ejemplos ocurridos allí en este momento.

    Por lo demás, gracias por poner palabras a la impotencia que tengo al ver lo que comentas. Por favor, seguid así, hablad de los medios, de cómo nos manipulan y nos engañan, de cómo nos hacen creer en falsos ídolos y en la falsa moralidad.

    Ese punto de vista crítico hace más por la sociedad que cien mil post sobre cámaras y objetivos, o con galerías del imaginario “está pasando” mediático.

    Lo que hacéis y contáis es fotoperiodismo, o fotodocumentalismo, mas que nada porque hace reflexionar al observar. Así de simple. Y de demoledor.
    Gracias.

  6. roger dice:

    No puedo estar mas de acuerdo
    Hemos convertido las catástrofes en productos de consumo masivo.
    El fotoperiodismo ser repite y se copia a si mismo.
    Preparemonos para un Visa por l’Image i un World Press Photo llenos de haitianos
    Justamente ayer colgué un post en mi blog (en catalán) con reflexiones parecidas, ahora veo que no soy el único
    que lo vé. Gracias Txema por tu claridad y contundencia.

    Saludos

  7. mexe dice:

    Me encantó tu post. Tienes toda la razón. Hace dos o 3 años que he querido viajar a Haití para trabajar en labores humanitarias, pero ni siquiera he terminado la universidad. Luego pasa estoy veo que todos piensan en un pueblo que no les interesaba y hasta habían olvidado. Que las pasa? Cómo tan hipócritas?.

    Yo kería ser corresponsal de guerra para poder ayudar en algo. Luego de esto (ya un poco más madura) veo que no podría. Me sentiría inútil y estúpida mientras saco información mientras podría estarle curando la pierna a alguien o ayudando a sacar los cuerpos.

    Me gustaría estar en Haití. Me gustaría poder salir de aka y ayudar a reconstruir a un pueblo que estuvo olvidado y ahora es invadido por la hipocresia.

  8. Celanova dice:

    Totalmente de acuerdo con todos los comentarios sobre la hipocresía, siempre que extendamos esta calificación a casi todos los comentaristas de este post. Llaman la atención comentarios como” …Hace dos o 3 años que he querido viajar a Haití para trabajar en labores humanitarias, pero ni siquiera he terminado la universidad… Me gustaría poder salir de aka y ayudar a reconstruir a un pueblo que estuvo olvidado y ahora es invadido por la hipocresia…” Pero seguimos sin hacer nada, absolutamente nada, salvo quejarnos de los otros. En fin, da gusto ser “solidario de café” Abur

Comments are closed.