© 2008 Txema Rodríguez

Blog

Doggy

- 29 julio, 2008

En algún momento, los demás creen que me he enfadado. Y no es eso. Me quedo bloqueado. Como un perro en una puerta.

Prev Post:

Ladra el perro

Next Post:

Telúrico