© 2016 Txema Rodríguez

Blanco y negro / Blog

El apocalipsis, tal vez

- 17 julio, 2016

Matt Bellamy tiene la capacidad (tal vez el don, según se mire) de hacer que todo resulte apocalíptico, intenso, excesivo. Luego puede ser que a uno le guste más o menos, claro. A Pedro Sánchez le encanta, por ejemplo y anda tras Muse como fiel fan. Pero hay vida antes y después de la apisonadora de Teignmouth. Quise ver a Ian McCulloch cantar The Killing Moon. Pero el no me quiso ver a mi y se puso unas gafas de sol en un escenario mal iluminado y con la prohibición de tomar fotos de frente. Cosas de los divos o de vete a saber qué. Su hermosa voz sonó como siempre, al menos en mis oídos. Con los años, seas o no apocalíptico, las canciones importantes son aquellas que viven en tu cabeza.

0005

0006

0007

0008

0009

0004

00300015

00010

0001

0002

00011

00013

00012

00014

00016

Prev Post:

Sin etiquetas

Next Post:

Figuras de papel