Hate machine

Hate machine

Y pienso en esas personas. Más que pensar las observo, porque no existe compasión suficiente para cerrar tantas heridas. Se han perdido más allá de los límites y vagan, aparentemente vivas, por la tierra esperando un golpe de suerte que no llega, un amor que no tuvieron, un deseo al que renunciaron. Más que pensar las fotografío. El dolor es un imán que desconocen, que niegan, que esconden. Más que pensar, documento una evidencia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone