La última ola

Fija estos garabatos de hermosura en la paleta
nunca se sabe si esto puede ser el final

Serena III
Samuel Beckett

Me acerqué a la playa para completar mi libro de tempestades. La que no fue nada, la pasada y la presente. Este espectáculo metafórico de los barcos varados hacia los que peregrinan los vecinos para ver los cascos quietos del Sunrise y el Celia, atrapados por el viento y por las olas, quietos, a merced de la humilde arena. Poco se puede decir, salvo que todos vamos pasando.







Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Un comentario en “La última ola

  1. Parecen oníricas, si no fuera por la realidad que le prestan los contenedores de Maersk , Podrían pasar por un sueño de Camillieri de su Sicilia sureña y con Montalbano a punto de aparecer en la esquina de la foto, me encantan.
    Un abraciño de tu KM Sue

Los comentarios están cerrados.