La última ola

Fija estos garabatos de hermosura en la paleta
nunca se sabe si esto puede ser el final

Serena III
Samuel Beckett

Me acerqué a la playa para completar mi libro de tempestades. La que no fue nada, la pasada y la presente. Este espectáculo metafórico de los barcos varados hacia los que peregrinan los vecinos para ver los cascos quietos del Sunrise y el Celia, atrapados por el viento y por las olas, quietos, a merced de la humilde arena. Poco se puede decir, salvo que todos vamos pasando.







Un comentario en “La última ola

  1. Parecen oníricas, si no fuera por la realidad que le prestan los contenedores de Maersk , Podrían pasar por un sueño de Camillieri de su Sicilia sureña y con Montalbano a punto de aparecer en la esquina de la foto, me encantan.
    Un abraciño de tu KM Sue

Los comentarios están cerrados.