Lo que saben los peces del jardín botánico

Camino por el Jardín Botánico de Madrid. Jordi acaba de nacer en Alcoy. Pienso en un regalo. En realidad en varios. Da igual, siempre aparecen en el momento. Las vacaciones están a punto de terminar y vivo algunas de las escasas horas en las que no he de hacer nada salvo dejarme llevar por la leve cuesta de la calle de hasta el río de vehículos y árboles que precede al jardín.

Un jardinero me contempla atónito mientras entro bajo el agua que cae sobre las plantas. Luz, sol, silencio. niños aprendiendo los nombres de las plantas.

Luego, a solas con los peces rojos, respiro hondo. Todo está bien.

Madrid, jardín botánico
Madrid, jardín botánico.

Madrid, jardín botánico. Pez rojo de la estufa fría reflejado.
Madrid, jardín botánico. Estufa de las Palmas. Pez rojo reflejado.

Madrid, jardín botánico. Agua sobre las hojas.
Madrid, jardín botánico. Agua sobre las hojas.

Madrid, jardín botánico. Agua sobre las hojas y el fotógrafo.
Madrid, jardín botánico. Agua sobre las hojas y el fotógrafo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone