© 2012 Txema Rodríguez

Blanco y negro / Retratos

Manolo

- 21 junio, 2012

Parece que hubiera una conspiración para suprimir la luz y la inteligencia. Manolo (Manuel Molines) es este tipo tan peculir de la foto con la cara (y casi todo lo demás) averiada por un brutal accidente del que logró salir hace tiempo. Manolo es un gran fotógrafo y una excelente persona que ahora se ha quedado sin trabajo porque hay gente que no tiene corazón y solo se preocupa del mísero puñado de euros con el que salvar una cuenta de resultados. Un estúpido precio a cambio del talento de personas como él, que habrían de ser la tabla de salvación y no el clavo ardiendo. Voy a echar de menos sus bromas con la cámara apoyada en su brazo lesionado, sus muecas y sus chistes malos. Voy a echar de menos su presencia. Pero no su amistad, que viene de muy lejos y seguirá donde siempre estuvo. Manolo es alguien muy importante en este mundo de cuervos y oscuridad.

Manuel Molines, fotógrafo

Manuel Molines, fotógrafo. Una mañana, en una de esas interminables y gélidas esperas durante el juicio a Camps.

Prev Post:

Lone Scherfig

Next Post:

Ojos azules

3 responses

  1. El Jésus dice:

    Es que Manuel,es de los que aman a la humanidad, de esa gente tan escasa que aquellos que desean su destrucción comprenden que Manuel es parte de su redención, y por eso de forma pueril conjuran su presencia con la endeble hechicería del economicismo y la contemporaneidad.Todo por el miedo de saber que pueden vivir sus propias vidas.

  2. Guillermo dice:

    Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. Esa fuerza es la voluntad. (Albert Einstein)

    Y tu eres una ejemplo de VOLUNTAD.

  3. Nacho dice:

    Hay personas que cada día que pasas con ellas aprendes algo nuevo. Desde un aspecto insignificante,al detalle escondido detrás de algo o simplemente a lo que tenemos delante de nuestras narices y no vemos. Esos detalles son los que no se escapan a una persona que lleva toda su vida detrás del visor retratando la realidad que nos envuelve a través de su objetivo. Hay más verdad en una foto de Molines que vergüenza en los políticos que fotografia. La vida está llena de etapas y seguro que en esta que se abre, Manolo sigue teniendo muchas cosas que enseñarnos. Gracias por el merecido homenaje y un abrazo Txema.

Comments are closed.