Retrato de Chari

Retrato de Chari, mayo de 2011
Retrato de Chari, mayo de 2011

En lo ojos de aquellos que sufren brilla la verdad sin filtros.
Veo esta fotografía tomada apenas unas horas y me conmueve su mirada.
Me siento orgulloso de ser fotógrafo. Y afortunado por poder asomarme al dolor de los demás sin falsedades, sin adornos.
Chari apenas se tiene en pie. Eso los días que consigue andar. Su coraje es admirable y, a la vez, sencillo.
No se queja. No se lamenta. Resiste con la tozuda inercia de quienes una y otra vez lo han perdido todo, de quienes ya no tienen un lugar ni una vida.
Y entonces mira fijamente a la cámara, se siente hermosa. Y yo el privilegiado que contempla, tal vez por última vez, a aquella niña que soñó con la belleza.