© 2007 Txema Rodríguez

Blog

Supuestos

- 25 mayo, 2007

Empiezo a ser yo mismo. Y yo mismo soy el primer sorprendido.

Es decir, de pronto me enfado. Algo que supuestamente no hacía. Aunque, pienso, no era yo el que no se enfadaba nunca. Era el que hacia como que no. Algo muy distinto; que no era mentir, sino permanecer callado.

Prev Post:

Si

Next Post:

Savoir faire