© 2015 Txema Rodríguez

Blanco y negro / Blog / Reportajes

Sus labios están salados

- 12 agosto, 2015

Junto a las vías del destartalado tren comienzo a tararear Regrets collect like old friends…, el inicio de Shake It Out, de Florence + the Machine. Una muchacha se lanza a cantar conmigo y tal vez nos enamoramos. Viene de Adelaida, de tan lejos. Sus pequeños pechos asoman quemados por el sol y apenas unos minutos después hemos de separarnos. Seguro que el sur de Australia es hermoso. Estos días se van construyendo con besos y despedidas, en una secuencia en la que asomo a la juventud. Puedo tocar los pies de Florence, están al alcance de mi mano. Puedo dejarme caer sobre la generosa vegetación de esta isla de Budapest. Simplemente dejar que ocurra.
Procuro no pensar.
No me sienta bien.
Levanto la cámara sobre las cabezas. Florence parece flotar. El cielo se llena de gritos, el sudor pega la camisa a su piel.
A lo lejos la ciudad brilla sobre el Danubio.
Sus labios están salados. Nos vemos en Adelaida.

0002

0005

0008

0009

00010

00011

00012

00014

00015

00017

00018

00020

00021

00022

00023

00024

00025

00027

00031

00040

00041

00043

00044

00047

00049

00050

00051

00052

00053

00056

00057

00060

Next Post:

Pálinka