Muruya

Me siento con Luca a beber pálinka mientras el cocodrilo pasa bajo nuestros pies. Ella cree que este orujo de frutas lo cura todo. Me ofrece un trago y me preparo para no aparentar dolor. Sudamos tanto que sus hermosas manos sujetan con dificultad el vaso. Miramos los extraños peces....

Más
  • 14 agosto, 2015